Crónica de la Rider1000 en solitario

Acababa la Rider1000 del 2013 empapado y con ganas de nada y menos de moto, prometiéndome que no volvería a participar. Demasiado duro para mí,…. pero ya me veis,… un año después ya estaba esperando la hora en que abrieran las inscripciones para poder apuntarme lo antes posible para salir de los primeros en la edición de 2014.

Así fue, en la misma noche que abrieron procedí a inscribirme y me asignaron el número que me acompañaría durante mi periplo por las carreteras catalanas, el 44.

Así que casi sin darme cuenta llegó el viernes 16 de mayo. Cogí mis bártulos y tomé camino a Manresa para pasar las verificaciones administrativas y recoger el material para el día siguiente. Me dan una pegatina roja con una A para poner en una parte visible de la moto que significa que para la salida mi horario es entre 6:05 y 6:10. Con este distintivo es con el que entraremos en un orden establecido al parque cerrado.

Hacía noche en Sant Vicenç de Castellet. El amigo Edu del foro Vstromclub (alias BlackStrom) me habló de una plaza libre en las dos habitaciones que habían reservado con sus colegas, ya que yo por ir tarde por el mundo no había podido encontrar nada libre para aquella noche.

Día D

Suena el despertador. Son las 4:30 de la noche,… joder!! si aun no habrán puesto ni las calles! Pero toca levantarse ya que a las 5:30 tengo que entrar al parque cerrado.

Pues resulta que sí,… las calles ya estaban puestas,…. que cosas. Llego con 5 minutos de antelación a la zona del Congost que es donde se da la salida a la Rider1000. Me da tiempo a bajar de la moto sacar una foto y oír por megafonía que los participantes con la letra A ya podemos entrar al parque cerrado. Pues allá que me voy!

La salida ha estado mucho mejor organizada que el año pasado, sin empujones, sin largas esperas, sin listillos,… Todo bien señalizado por colores.

Foto: Facebook de Rider1000.com

Vamos pasando líneas de verificaciones varias: el primer sello, las preguntas estadísticas, el photocall,… hasta que llegamos a la zona de salida. Toca esperar nuestro turno. Salimos de 6 en 6 cada minuto.

Y por fin tomamos la salida! Algo de nervios recorren mi estomago pero como es habitual, se disipan una vez tomas la primera curva que marca el inicio de otro reto,… un año más, la Rider1000.

Tramo 1: Manresa – Borredà

Los primeros kilómetros son por autovía. No me flipo con el gas e intento relajarme. Cualquier fuerza que ahorre ahora me va a servir para luego. En menos de 50 minutos me planto en el primer control, Borredà, y obtengo el primer sello de la jornada. A por el siguiente!

Tramo 2: Borredà – Santuari del Far

Aquí ya empezamos a curvear un poco pero a la altura de Sant Hipòlit de Voltregà decido tomar la C-37 que a pesar de dar un poco mas de vuelta me va a llevar por vía rápida hasta el pie de la carretera que sube al Far, carretera que por otro lado tendremos que recorrer en sentido inverso para continuar hacia el siguiente punto de control.

Llego al Far,… y invierto unos minutos en admirar las vitas que ofrece el mirador y echar una fotos.

 Tramo 3: Santuari del Far – Canyet

La carretera es rápida hasta Llagostera y ahí es donde empieza la curvera carretera que cruzará la Serrralada Litoral para llevarnos a la costa Brava, hasta Canyet. Voy practicamente solo todo el rato.

El control esta situado en un apeadero de la misma GI-682, en una autocaravana, algo que se repetirá en más de un control a lo largo de la jornada.

Tramo 4: Canyet – Sant Sadurní de l’Heura

Regreso por la misma sinuosa carretera que he cruzado viendo como los compañeros que han salido después que yo bajan por la empinada carretera hasta el destino que yo dejo atrás.

El tramo es curvero pero corto… decido tomármelo con calma y no pensar en lo que me queda por delante. Voy control a control,… solo pienso en los kilómetros que me quedan hasta el siguiente sello,… los demás ya vendrán y no me preocupan de momento. Y esta estrategia me funciona la mar de bien, y es que en nada me planto en el control número 4. Sello, parada el “boxes” a vaciar mi deposito y a continuar!

Tramo 5: Sant Sadurní de l’Heura – Beget

Comienza lo serio. Los Pirineos puros y duros hacen acto de presencia en la ruta, mola,… me encanta el olor a montaña y el verde de los pastos en esta época del año son cautivadores y hacen que en un santiamén llegue a Beget para sellar el sexto control.

Tramo 6: Beget – Tuixent

A todo eso me doy cuenta que a penas he parado a descansar,… solo a sellar y a repostar una vez. Pero no ,lo necesito de momento, así que aprovecho para seguir tirando a mi ritmo,…. a lo diésel,…. sin prisas pero sin descanso.

De camino al siguiente punto pasamos al lado de una de las montañas más emblemáticas del Pirineo Catalán, el Pedraforca, de 2.506 metros. Parada obligatoria para una foto de rigor,… mi mejor foto de la jornada.

Tramo 7: Tuixent – Isona

Después de mas de 400kms me llega mi primer momento de crisis. parece que he perdido algo 30 kilómetros atrás…. efectivamente,… es mi culo,…  Empiezo a acusar el calor y el cansancio y ya no me encuentro cómodo en el asiento de la moto.

Intento parar un rato en el control de Isona para comer algo y descansar pero este año no tienen los bocatas preparados en la barra del bar y me da pereza pedirlo y tener que esperar a que me lo hagan. Así que decido seguir la ruta como y parar a descansar mas adelante.

Ahí me encuentro con un compañero del foro de Mototurisme, Jordi, que hace que se me caga la moral un poco al suelo,… y es que yo pensaba que llevaba un buen ritmo y va y me suelta “vas tarde, no?”. No veas lo bien que sienta que te digan que eres un paquete cuando estas empezando a ir fundido y te queda la mitad de la ruta por delante,… un abrazo Prony! 😀

Tramo 8: Isona – Bovera

Dejamos el Pirineo atrás y empieza la monótona plana de Lleida, pero al menos sus campos de cereales en pleno apogeo y sus frutales alegran un poco la vista y la travesía.

Ya llegando a La Granadella unos compañeros me piden con señas si podían seguirme en la zona de curvas. Yo pensaba que iban fundidos y necesitaban a alguien que los llevara a un ritmo suave ya que ademas se sumaba un viento bastante fuerte que nos daba por la derecha. Pero resultaba que tenían problemas con el GPS y lo que necesitaban era un guía.

Llegamos juntos al control de Bovera. Sello y continuo.

Tramo final: Bovera – Capafonts – Savallà del Comptat – Santuari del miracle

Jugando en casa me siento algo más cómodo y puedo superar el momento de crisis que venia arrastrando des de Isona. Parece que estoy volviendo en sí. Ya sea por ver el final un poco mas cerca o por que definitivamente me tendrán que amputar el culo por falta de riego.

Parece mentira que pasando a 17kms de mi casa y no tuviera ganas de dejarlo todo e irme a la camita,…  pero las carreteras hasta el siguiente control eran buenas, y la mayoría me las conocía, así que palante!

Va anocheciendo ya,… no pensaba llegar con luz diurna a Manresa ni por asomo pero voy bien de tiempo y llego a pensar que es posible, pero el GPS me refleja la cruda realidad,… llego al final a las 10 menos cuarto de la noche. Evidentemente ya será de noche pero por bien poco que no lo consigo.

Sello el control de Savallá del Comptat, de nuevo en una caravana,…. Sello el penúltimo control en el Santuari del Miracle y por fin veo cerca el final.

La llegada

Llegando a Manresa miro el GPS y me hace pasar por  la C25 y entrar por el Rajadell,… que sería como entrar por la puerta trasera. Yo que pienso: “Joder,… vamos a hacer la entrada triunfal por el interior de Manresa”… por la C37 o carretera de Basella. A eso que pillo un bache de los que hacen época y oigo un porrazo en la moto que me dolió hasta a mí! La madre que lo trajo!! Me bajo de la moto para revisar los daños y efectivamente,… el regalito de la jornada

Que manera de finalizar la Rider joder!! haces 1000kms sin que te pase absolutamente nada y en el último vas y te cargas la rueda delantera de la moto por un jodido bache monumental….

Pero en fin,…. la moto puede continuar su marcha no sin sus vibraciones en el tren delantero. Pero consigo llegar al pabellón del Congost donde nos reciben en el interior del mismo estadio del “La bruixa d’Or, Manresa” de baloncesto. Una manera original sin duda….

Foto: Facebook de Rider1000.com

Un total de 980kms en un tiempo de poco mas de 15,5 horas, saliendo a las 6:10 de la mañana y llegando a las 21:50. Un clima de lo mas envidiable, solo he pasado fri en los primeros momentos de la mañana y en los últimos compases del día. Ha sido todo un reto el hacerla en solitario,…  y la verdad es que la he gozado mucho. Circular a mi ritmo, sin presiones, parando a mi antojo, fotografiando, grabando,… la libertad de hacerse la Rider1000 al gusto de uno mismo,…. me gusta!

Ya estoy contando los días para la edición 2015!


 

Podéis descargar el track de mi ruta aqui:

 En breve podréis ver la película del reto en mi canal de Youtube

 

 

4 comentarios sobre “Crónica de la Rider1000 en solitario”

  1. Jopetas Xavi!!! Dices que cuando te encontré en Isona y te dije que ibas tarde se te cayo la moral. Con mi comentario me refería a que TODOS ibais tarde, puesto que YO CALCULÉ que apareceríais antes por el control. De hecho tu fuiste de los primeros de la 1000 en pasar por el control (antes habían pasado los de la 500).
    Si lo hubiese sabido, te garantizo que hubieses tenido un estupendo y sabroso bocadillo esperándote.
    Una abraçada, campió!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.